Capitalistas de EE.UU. Atacan a los Sindicatos de Empleados Públicos

No Construyamos Sindicatos, Sino Colectivos del PCOI para el Poder Comunista Obrero

LOS ÁNGELES (EE. UU.) – “La Corte Suprema está a punto de destruir los sindicatos de empleados públicos”, dijo preocupado un oficial del sindicato de docentes. “Se han prácticamente autodestruido”, dijo una camarada. “Como cuando hace años nuestro sindicato cambió el fondo de huelga a un fondo para campañas políticas”.

Los sindicatos nunca se movilizaron para destruir la explotación capitalista. Nunca lo harán. Nos atan a un partido político capitalista u otro, en EE.UU., principalmente a los demócratas. Solo un partido comunista revolucionario puede movilizar a los trabajadores para que dirijan a las amplias masas a tomar el poder y transformar la producción para satisfacer nuestras propias necesidades en lugar de servir a las ganancias capitalistas.

Los sindicatos trabajan para los capitalistas, y muchos trabajadores lo saben. En México, por ejemplo, tal vez el 90% de los trabajadores sindicalizados pertenecen a “sindicatos fantasmas” creados por abogados de las empresas antes de que los trabajadores sean contratados. Los funcionarios del sindicato, vinculados al partido gobernante, se embolsan grandes sumas de dinero por ayudar a mantener los salarios bajos y sacar los obreros a votar.

Las bordadoras en El Salvador, en su mayoría mujeres rurales que trabajan en el hogar, ganan tan poquito $1- $2 trabajando 16 horas por día. Alrededor de 300 de ellas formaron recientemente un sindicato. Pero, ¿Quién se beneficia realmente de esta campaña, organizada por el Centro de Solidaridad de la AFL-CIO la cual es financiada mayormente por EE. UU.?

En el comunismo, los trabajadores no necesitarán sindicatos. Nosotros mismos organizaremos y administraremos la producción. Los trabajadores se reunirán regularmente en colectivos locales del Partido (abiertos a todos) para planificar, evaluar y resolver problemas. Tomaremos decisiones políticas y de planificación más amplias en colectivos regionales o mundiales del Partido en contacto directo con grupos locales. Trabajaremos principalmente para expandir las relaciones sociales comunistas.

En el Comunismo, Todos Produciremos y Compartiremos: No Estado Capitalista Significa No “Trabajadores Públicos”

En EE.UU., el 6,5% de los trabajadores del sector privado y 34,5% de empleados públicos están sindicalizados. Los empleados públicos son los soldados de infantería del Estado capitalista. Dirigen las instituciones que enforzan el régimen de clase capitalista. En el comunismo, todos los trabajadores participaremos directamente en autogobernarnos. No habrá una categoría separada de “trabajadores públicos”. El poder del estado comunista, mientras haya enemigos de clase para reprimir, dependerá de las masas movilizadas, no de una burocracia represiva.

Algunos sindicatos del sector público -policías y guardias de prisiones- son abiertamente racistas y antiobreros. Otros -los sindicatos de docentes, AFSCME y SEIU- son “progresistas”. Han posibilitado que el Partido Demócrata obtenga votos. Muchos incluyen un gran número de miembros afroestadounidense.

Los patrones de EE.UU. dependen en los maestros para entrenar la próxima generación de trabajadores explotados y soldados de infantería imperialistas. La Federación Estadounidense de Maestros (AFT) impulsa la “reforma educativa” liderada por las corporaciones. Durante 50 años, sus funcionarios han ayudado a dirigir el Centro de Solidaridad imperialista-estadounidense que promueve sindicatos y movimientos políticos anticomunistas en América Latina, Europa Oriental y otros lugares.

Corte Suprema de EE. UU. Ataca Sindicatos de Trabajadores Públicos

Hace cuarenta años, la Corte Suprema de EE. UU. defendió el “taller sindical” en el sector público en “Abboud vs. Detroit”. Los sindicatos podían colectar “honorarios de agencia” a los no miembros. Eso ayuda a cubrir los costos de las negociaciones para el contrato colectivo, la representación de quejas, etc. Los fondos políticos se mantienen separados, aunque las burocracias sindicales extensas son inherentemente políticas.

Pero los sindicatos también son costosos. Los obreros sindicalizados en EE. UU. ganan un 25% más que los no sindicalizados. A menudo tienen más prestaciones. La diferencia salarial entre hombres y mujeres es menor para los profesores sindicalizados de EE.UU. En este período de crisis capitalista global y competencia cada vez más encarnizada, los gobernantes de EE.UU. están menos dispuestos a pagar este precio.

Hace un año, la Corte Suprema casi revocó a Abboud en el caso de “Friedrichs”, – en ese entonces el juez Scalia murió y la corte se dividió. Este mes escuchará el caso “Janus vs. AFSCME” y probablemente elimine los “honorarios de agencia” al menos para los sindicatos del sector público. Los republicanos quieren socavar la base de apoyo de los demócratas. Los demócratas han descubierto que pueden movilizar para las elecciones usando “políticas de identidad” como las enormes “marchas de mujeres”.

Es por eso que los funcionarios del sindicato de empleados públicos están temblando.

No Más fantasmas y Zombies: el Comunismo Significa Vida

Los funcionarios sindicales y algunos socialistas nos han acusado a los comunistas de “querer destruir los sindicatos” porque no los defendemos.

Estos sindicatos zombis ya se han autodestruido. Al movilizarse para las elecciones, no para la lucha de clases. Al confiar en tribunales, leyes y patrones en lugar de confiar en los trabajadores. Y al tratar de hacer que los trabajadores pongan sus esperanzas de una vida decente en un sistema de ganancias desesperado y en decadencia.

Nuestro trabajo no es dar cuerpos a fantasmas o revivir zombies. Es construir colectivos comunistas vivos para destruir este sistema mortal.

Habla con todos los que puedas sobre el comunismo. Comparte este periódico con ellos. Escribe para ello Haz arreglos para reunirte con, o crear, un grupo Partidario. Dona dinero. ¡Planea marchar el Primero de Mayo de 2018 bajo la Bandera Roja del comunismo!

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail