Cartas, Vol 9, No 1

CARTAS, CRITICAS Y SUGERENCIAS

Cyril Ramaphosa – Ex-organizador Sindical, ahora Millonario Capitalista

En la última edición, en Bandera Roja se escribió sobre Cyril Ramaphosa, quien recientemente fue elegido presidente del Congreso Nacional Africano (CNA). Dijimos que esta no es una victoria para la clase obrera. Ramaphosa es un capitalista que formó parte de la Junta de la Compañía Minera Lonmin cuando 34 mineros fueron asesinados cuando se fueron a la huelga en Marikana en 2012.

También dijimos que muchas personas en Sudáfrica, incluidos los sindicatos, están celebrando la elección de Ramaphosa. Es posible que los lectores fuera de Sudáfrica no conozcan la historia de Ramaphosa y por qué los sindicatos llamarían a esto una victoria.

La lucha contra el apartheid, el sistema racista de separación y explotación extrema que gobernó a Sudáfrica entre 1948 y 1994, comenzó en gran medida con protestas estudiantiles. En la década de 1980, se extendió a la clase trabajadora industrial. La Unión Nacional de Mineros, dirigida por el abogado Cyril Ramaphosa, paralizó en 1987al país con una huelga general con demandas económicas y políticas.

La participación de la clase obrera organizada fue el comienzo del fin del régimen del apartheid. Ramaphosa se convirtió en el principal negociador que ayudó al CNA a traicionar la lucha de la clase trabajadora. El CNA abandonó las demandas de nacionalización de las granjas y las minas y el gobierno acordó poner fin a la estructura legal del apartheid.

El capitalismo está intacto en Sudáfrica, con racismo, pobreza, explotación extrema y policía asesina. Los camaradas en Sudáfrica y en todo el mundo están movilizando a las masas— no para reformar el capitalismo, sino para reemplazarlo con la revolución comunista. Estamos construyendo un partido de masas, no uno que dependa de funcionarios sindicales, abogados o políticos capitalistas. Lucharemos por el poder de los trabajadores y aboliremos la propiedad privada, el dinero, las ganancias y la explotación, y crearemos una sociedad en la que cooperemos para producir para satisfacer nuestras necesidades.

—- Camarada en otro país.

El Sexismo Mata y Mata Brutalmente

Recientemente en El Salvador ocurrió un hecho violento en el que una mujer fue golpeada por su compañero de vida hasta dejarla inconsciente y posteriormente murió, con moretones en todo su cuerpo y marcas en el cuello. Después de golpearla, este tipo habría alterado la escena de este fatal crimen para parecer que ella había caído de la escalera, limpio todo el lugar, pero siempre fue capturado y ahora esperando una condena de hasta 40 años.

Pareciera sacado de una película de terror, pero es real. Es lo que ocurre a muchas mujeres alrededor del mundo. Han surgido notas de periódicos en el que dicen “se le paso la mano” como minimizando la situación, incluso.

Una mujer a la que sus amigos y familiares cercanos definen como una mujer de buenos sentimientos y muy altruista hoy forma parte de las estadísticas que reflejan que en los últimos 3 años en El Salvador han muerto 1488 mujeres de manera violeta,

Esto es lo que el sistema capitalista nos hace ver como unos actos normales, pero sabemos que el sexismo es algo que debemos repudiar y tenemos que luchar porque acaben estos hechos.

Me siento enfurecida por este caso y creo firmemente que la única salida que tenemos los hombres y las mujeres es la revolución comunista, donde va a desaparecer el sexismo de raíz, donde dejaran de morir mujeres y hombres de la clase trabajadora.

Juntos luchemos por el comunismo porque es el único sistema en el que erradicaremos el sistema de opresión conocido como el capitalismo.

Joven Camarada en El Salvador

¿Homosexuales en el Partido?

Un par de ediciones atrás, un camarada en Sudáfrica preguntó en Bandera Roja: “si había espacio para las personas homosexuales en la sociedad comunista porque explica cómo la gente vivirá”.

Queremos contestar eso con una palabra: Sí.

Sin lugar a dudas.

Por supuesto.

Hay homosexuales y heterosexuales en todas las sociedades de hoy. Por supuesto, habrá personas homosexuales en una sociedad comunista y en nuestro Partido. Ahora luchamos contra la discriminación contra homosexuales, lesbianas, bisexuales, personas transgéneros y continuaremos haciéndolo en una sociedad comunista.

Y estamos de acuerdo, la pregunta habla sobre cómo las personas vivirán cuando eliminemos la sociedad de clases.

Queremos remitir al lector al artículo que publicamos en agosto de 2015, después de que La Corte Suprema de EEUU dijera que las parejas del mismo sexo tienen derecho a casarse, que es el problema de hoy en la sociedad estadounidense.

Fuimos más allá de esa cuestión para tratar la forma en que el matrimonio de hoy es una institución capitalista y cómo el comunismo transformará todas las relaciones sociales.

Aquí está la URL:

http://icwpredflag.org/CurrentS/080615s/art3.html

Te invitamos a leerlo y a enviar tus comentarios.

Camaradas en Los Ángeles

Necesitamos Acción Contra el Abuso Sexual

En mi opinión, el movimiento #MeToo no ha hecho nada más que, una vez más, crear una tendencia que eventualmente morirá hasta quesurja el próximo tema de discusión o #. ¿Cómo entonces estas palabras vacías tendrán algún cambio sin acción? Mientras marchaba en solidaridad con las mujeres y los hombres de todas las razas, géneros, sexualidades e ideales sobre la vida y la sociedad, me preguntaba cuánto peso realmente llevaban estas dos palabras. Creo que a menos que se tengan discusiones con hombres y mujeres que analicen por qué las mujeres son devaluadas en este sistema capitalista, decir “Yo también” no hace otra cosa que crear una atmósfera donde estos ataques continuaran.

Mientras sentaba a mis pequeños, dos niños y dos niñas, tuve conversaciones difíciles con ellos sobre el género y las diferentes ideas y expectativas que se establecen sobre ellos. También tuve la dura conversación con ellos sobre el abuso sexual y el curso de acción que debe tomarse. Les hice saber que no tienen que permanecer en silencio. Les dije que deben comprender que en mí hay alguien a quien confiar porque muchas veces las víctimas de abuso sexual sienten que no lo hacen. Estas son las acciones materiales reales que deben suceder más. Esto es lo que yo, como un joven negro, veo como acción detrás de las palabras.

Solo el comunismo puede terminar con la sociedad de clases, racismo y fronteras

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail