Como les Explico el Comunismo a Mis Compañeros

Reporte de Obrero Automotriz

Saludos, soy un camarada y obrero automotriz.

Como sabemos, los obreros están aprendiendo en todas partes acerca de la explotación y las dificultades que encuentran en sus lugares de trabajo. Por lo tanto, mientras estamos sentados, tal vez durante la hora del almuerzo, hablamos principalmente de las cosas que nos afectan negativamente, como la explotación y los problemas que enfrentamos en el trabajo. Se quejan porque reciben muy poco dinero y tienen otros problemas. Yo veo esto como una oportunidad para presentarles al PCOI.

Cuando mis compañeros de trabajo se quejan, les digo: “Los oigo chicos, sí, estas cosas están sucediendo, pero hay una manera de mejorar las cosas, hay una solución, la cual es el PCOI”. Y luego me preguntan, “¿De qué se trata?”

“Es el movimiento para el comunismo”, digo, “donde todos serán iguales y las cosas serán mucho mejor que en esta sociedad en que vivimos. Hay una solución de esta era, el capitalismo, y esa es el comunismo”. Trato de dibujarles el comunismo. Se interesan y encuentran un poco de esperanza.

Al día siguiente les distribuyo Bandera Roja. Leemos quizás dos artículos juntos. “Como pueden ver “, les explico, “estas cosas están sucediendo en todas partes, las personas están siendo maltratadas por sus patrones. Por lo tanto, aunque uno vote por cualquier otro partido, nunca cambiará. Mientras este sistema capitalista exista, los pobres sufrirán. Solo hay una forma: Movilizar a las masas para el comunismo”. Les doy Bandera Roja para llevar a sus casas. Al día siguiente les pregunto: “¿Qué notaron del periódico?”

Ellos responden: “Vi un artículo interesante sobre esto y aquello”. Luego les pregunto: “¿Quién quiere ingresar al PCOI? ¿Quién quiere participar en la preparación de un mañana mejor, un futuro mejor para la pró xima generación para que no tengan que experimentar lo que estamos experimentando ahora? “

Esta es mi manera de movilizar, de reclutar miembros al PCOI. En todas y cada una de las conversaciones que tengo, veo el dolor de la persona o de qué se están quejando y aprovecho la oportunidad para demostrar que hay una mejor forma de vivir, la cual es vivir en una verdadera sociedad comunista. Hablo del PCOI y Comunismo en cualquier momento y en cualquier lugar. Por lo tanto, las personas se interesan todos los días.

Me encuentro con muchas preguntas, como: ¿Cuándo se dará el comunismo? ¿Quién será el presidente? ¿Cuántas personas se necesitan? ¿Cómo votamos?

Yo les digo que esto es un movimiento. Puede que no suceda hoy, o mañana, o pasado mañana. Pero de lo que estoy seguro es de que si muero, moriré sabiendo que preparé un mañana mejor para la próxima generación porque este es el movimiento.

Incluso uso el ejemplo de cómo comenzó el CNA en 1912. Nadie sabía en 1912 que el ANC iba a ganar el poder en 1994, pero lo hicieron. Utilizo este ejemplo para tratar de explicarles que no necesitamos votar. Lo único que necesitamos es revelar la verdad a la gente, alertarlos de la verdad. La gente piensa que es Dios quien los hace sufrir. Pero no es así. Es el sistema, la forma en que está construido. Oprime al pueblo Intento responder esas preguntas y si alguna vez me preguntan algo sobre lo cual estoy un poco confundido, voy y consulto a mis camaradas y vuelvo con una respuesta.

Me ayuda mucho que tengo mucho entusiasmo por lo que estoy haciendo. Cada vez que hablo, lo incluyo como parte de la conversación para que la persona no se sienta amenazada o alarmada. La parte más importante es obtener retroalimentación, volver a las personas que les distes Bandera Roja para saber y ver que piensan de ello y que aprendieron de ello. No solo les des Bandera Roja y eso es todo. Averigua que opinan de Bandera Roja.

Porque el objetivo principal cada vez que distribuyes Bandera Roja es el resultado. Tal vez distribuyes diez Bandera Roja. Quizás dos de ellos te den sus números telefónicos. Esto es lo principal. Por lo tanto, debemos enfocarnos en los resultados de distribuir Bandera Roja, lo cual es la calidad, camaradas.

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail