Gobernantes de China y EE.UU se Preparan para la Guerra

Los Trabajadores del Mundo Debemos Prepararnos para la Revolución Comunista

El pasado mayo, el Pentágono de los Estados Unidos envió dos buques de guerra, el USS Higgins y el USS Antietam, cerca de una de las recientemente fortificadas islas Paracel en el Mar del Sur de China, que los chinos reclaman como propias. Los chinos se apresuraron a enviar sus propios buques de guerra para desafiarlos. Afirmaron que Estados Unidos “violó seriamente la soberanía China”. Ninguno de los dos lados está retrocediendo.

El capitalismo es un sistema de perro-come-perro donde diferentes capitalistas e imperialistas compiten constantemente por los mercados, los recursos naturales y la fuerza de trabajo de los trabajadores para maximizar las ganancias. Los capitalistas que pierden esta competencia se hunden. Ningún capitalista quiere hundirse. Esto conduce inevitablemente a crisis generales, guerras locales y guerras mundiales.

Hoy en día, la principal contradicción en el mundo es la rivalidad inter imperialista de los Estados Unidos y China. Se está haciendo más aguda a medida que ambas partes aumentan sus preparativos militares para enfrentarse entre sí. Sus declaraciones de lo contrario es para llevarnos a la pasividad.

La clase trabajadora internacional necesita ver esta situación muy en serio para que hagamos nuestros propios preparativos. Tenemos que difundir Bandera Roja y construir clubes de PCOI en todas partes, especialmente en las fábricas, las fuerzas armadas, y entre los jóvenes para movilizar a las masas para el comunismo. Debemos convertir la guerra de los patrones en una revolución para el poder obrero comunista.

La economía de China ya es la más grande del mundo. Busca reemplazar a los Estados Unidos como el poder capitalista-imperialista dominante en el mundo. Estados Unidos ha intentado en vano detener el ascenso de China a través de su hegemonía del dólar. El ejemplo más reciente es la creciente guerra comercial de Trump contra China.

Por lo tanto, para seguir en crecimiento, el Yuan de China debe reemplazar al dólar como moneda de reserva mundial. En marzo de 2018, China lanzó el Petro Yuan para desafiar al dólar estadounidense y al Petrodólar. Su proyecto de infraestructura de Cinturón y Ruta aumentará el comercio con Europa, aumentando aún más el uso del Yuan y el Euro, en detrimento del dólar. China, Rusia, Irán y otros capitalistas-imperialistas están creando un sistema financiero paralelo para destronar al dólar de su pedestal.

Al mismo tiempo, los imperialistas chinos están construyendo su ejército. Han modernizado sus fuerzas navales y de misiles. El año pasado, la armada de China se convirtió en la mayor del mundo en la cantidad de barcos. Están construyendo portaaviones para desplegar una armada de “agua azul” capaz de defender los intereses de expansión de China en todo el mundo.

“China ahora es capaz de controlar el Mar del Sur de China en todos los escenarios, excepto la guerra con Estados Unidos”, reconoció el nuevo comandante del Comando Indo-Pacífico de los EE. UU. en declaraciones escritas presentadas durante su confirmación en el Senado en marzo pasado.

China ha desarrollado un arsenal de misiles balísticos de alta velocidad, conocidos como “asesinos de portaaviones”, diseñados para atacar barcos en movimiento, incluidos los poderosos buques y portaaviones estadounidenses.

El 30 de mayo, el Secretario de Defensa de los Estados Unidos, James Mattis, anunció que el Comando del Pacífico de los Estados Unidos (PACOM) que supervisa todas las fuerzas militares de los EE. UU. En Asia se denominará el Comando Indo-Pacífico (INDOPACOM). Es “… el último movimiento para contrarrestar la presión económica y militar china en la región”. (www.militarytimes.com).

“Piensa en esto como una señal de que el ejército de los Estados Unidos ya está preparando el escenario para una eventual confrontación con China”, escribió un analista.

Recientemente, la Marina de los EE. UU. intensificó sus patrullajes cerca de las islas ocupadas por China en el Mar del Sur de China. Lo mismo ha hecho China. Mattis dijo que los EE. UU. planean “un ritmo de tambor constante” de las operaciones navales en estas aguas. El almirante Harris, del Comando del Pacífico, dijo en la Ceremonia del 30 de mayo: “China sigue siendo nuestro mayor desafío a largo plazo (…) debemos estar preparados para enfrentarlos cuando sea necesario”. Con este fin, Estados Unidos intenta construir una coalición militar con India, Japón, Indonesia, Vietnam y Australia.

Todos los Patrones pueden ser derrocados por las masas movilizadas para el poder obrero comunista

Todos los patrones son el enemigo de los trabajadores. Políticamente, todos estos imperialistas capitalistas deben tratar de construir el patriotismo para ganar a las masas para apoyar sus planes de guerra asesinos. Pero todos estos son los mismos patrones cuyo sistema racista, sexista y xenófobo explota, ataca y nos aterroriza a diario.

Su competencia cada vez más aguda y sus planes de guerra son una oportunidad para movilizarse para el comunismo -especialmente dentro de las fábricas y cuarteles y entre los jóvenes- para mostrar que necesitamos un sistema comunista basado -no en el asesinato masivo por las ganancias de un puñado de capitalistas-imperialistas- sino en cooperación y colectividad para satisfacer las necesidades de las masas trabajadoras. Un mundo sin monedas, mercados, ganancias o competencia de ningún tipo. Un mundo comunista -donde los trabajadores compartimos todo colectivamente como una familia humana global- que eliminará todas las guerras.

La guerra que debemos combatir es deshacernos del capitalismo y construir el comunismo. Nuestros preparativos para construir este mundo deben avanzar con confianza. Construyamos y ampliemos los clubes de PCOI para mostrar que solo la revolución comunista puede poner fin a las guerras de los patrones.

Cuando el capitalismo recurre a la guerra, los gobernantes tienen que movilizar a la población para luchar por ellos. Cuando las masas están en movimiento, cuando los trabajadores, soldados y marineros no pueden sobrevivir en este sistema, hay una oportunidad aún mayor de movilizar a las masas para el comunismo. Durante la Primera Guerra Mundial, los trabajadores, marineros y soldados rusos, liderados por los bolcheviques, tomaron el poder en la Revolución Rusa. Las masas chinas tomaron con éxito el poder después de la Segunda Guerra Mundial. Hoy necesitamos construir un PCOI masivo para luchar y convertir la guerra imperialista de los patrones en revoluciones para el comunismo en todas partes.

Marineros del destructor Potemkin jugaron un papel clave en la Revolución Rusa de 1905. Hoy en día los soldados y marineros deben movilizarse para la revolución comunista.

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail