Cartas, Vol 9, No 13

CARTAS, CRITICAS Y SUGERENCIAS

Discusión: Luchemos por el Comunismo Respondiendo a los Ataques Capitalistas

Camarada,

Gracias por tu respuesta (Movilicemos a las Masas para el Comunismo y Nada Menos), pero creo que no comprendiste lo que trataba de decir.

No estoy diciendo que debemos “movilizarlas (a las masas) con lucha de clases presentando demandas reformistas”. Estoy diciendo que podemos luchar por el comunismo respondiendo a los muchos ataques del capitalismo.

Diste dos ejemplos: uno, la agitación comunista oponiéndose a los intentos de los patrones de despedir a un mecánico de MTA y el otro, oponiéndose al hostigamiento de otro mecánico por parte de la gerencia Avanzando argumentos comunistas en estas luchas nos ayudó a reclutar miembros al Partido y a ampliar el número de lectores de Bandera Roja.

Realmente los ejemplos me gustaron mucho. Mi crítica del trabajo es que no hay suficientes ejemplos. Escribí mi primera carta respondiendo a una chofer de MTA que se quejaba de la falta de artículos que trataran de sus problemas.

Hice dos propuestas: la primera era una lucha de manera comunista concerniente a los horarios (generalmente la queja principal que los pasajeros tienen de los choferes) (El Tiempo es Dinero… para los capitalistas) y la otra sugerencia era sobre la necesidad de que funcionen los elevadores para sillas de ruedas. Pero aún no había lucha concerniente a los problemas de los choferes (el grupo principal de trabajadores en MTA).

Mi primera explicación enfatizó que nuestra renuencia a involucrarnos en estas luchas surgió de nuestra oposición a la práctica del viejo movimiento que dejaba que las reformas dominaran, haciendo a un lado los objetivos revolucionarios. Sentí que nuestro problema no era entender que la revolución era lo opuesto a la reforma, sino comprender que los opuestos se interpenetran, que podemos combatir ataques capitalistas menores e incidentales de manera revolucionaria. Aunque tenemos algunas diferencias aquí, ahora no creo que sean la explicación central de por qué tenemos tan pocas luchas sobre temas que involucran directamente a los choferes.

Creo que nuestro principal problema es no crear lazos personales profundos entre los cientos de choferes que toman Bandera Roja. Construir estos lazos desde afuera es difícil en la mayoría de las industrias, pero en realidad es bastante fácil en la del transporte porque la mayoría de los choferes trabajan en turnos divididos. Esto significa que es relativamente fácil hacer planes para compartir un café, un almuerzo o un desayuno con ellos, llevarlos desde sus puntos de descanso, buscarlos en las áreas de descanso o incluso viajar con ellos en ciertas partes de sus rutas que no son tan ocupadas.

Esto es una autocrítica. He mencionado esto antes. Tengo una gran experiencia haciendo esto en otro lugar. Sé que es una forma rica y útil de construir la revolución, pero nunca he luchado con tanta fuerza ni de manera constante… ¡hasta ahora!

Camarada del Área de la Bahía

Comentarios a la Carta del Camarada en Sudáfrica

En Los Ángeles, USA, nuestro colectivo de la industria de la costura, leímos y discutimos las opiniones de la carta del camarada en Sudáfrica, (Vol. 9 #12), titulo Debemos Enfocarnos Más en el Comunismo. Dice muchas cosas ciertas sobre el comunismo y como debemos luchar por el. Pero termina diciendo que solo hay que hablar de comunismo, y no de capitalismo.

Nosotros concluimos que a los trabajadores tenemos que explicarles porque este sistema capitalista, es un sistema parasitario que se basa en chupar la sangre a los trabajadores y necesita ser destruido para poder llegar al comunismo. En su carta el camarada nos muestra este punto, en gran parte de la carta describe como el capitalismo afecta nuestras vidas.

En este colectivo todos somos trabajadores inmigrantes que venimos con la esperanza de poder disfrutar de las cosas que los mismos trabajadores producen bajo este sistema capitalista, aún con todos los sacrificios de endeudarnos para conseguir el dinero para el viaje y sin importarnos el riesgo de perder la vida en el camino.

Algunos emigramos por querer hacer un ahorro, otros huyendo de la miseria extrema, de las guerras o violencia pandilleril. Pero, nunca nos percatamos que este mismo sistema capitalista crea esas condiciones y nos obliga a dejar atrás a las personas que queremos mucho, ya sean nuestros hijos, padres, hermanos y amigos. Hasta que alguien nos abre la puerta a ese entendimiento. Y eso nos hace ver la necesidad de luchar por el comunismo.

Otro ejemplo, las fronteras son un medio muy poderoso que los patrones defienden a capa y espada, por ser una gran herramienta de división y explotación. Si queremos destruir las ideas dañinas del nacionalismo y patriotismo que encierran las fronteras, tenemos que explicar a los trabajadores sobre la fronteras capitalistas. Y claro lo más importante de entender que bajo el comunismo no habrá fronteras, porque no habrá patrones que difundan su ponzoña, ni gobiernos que disfruten del dinero para exprimir a los trabajadores.

Cuando hablamos con alguien que necesitamos una sociedad sin fronteras, algunos obreros no ven la necesidad de luchar por esto inmediatamente, pero a la larga empiezan a pensar sobre la idea. Un amigo dijo, “Si las aves emigran y no ven fronteras, porqué nosotros tenemos que verlas”.

Los trabajadores inmigrantes en Los Ángeles tenemos que ganar a trabajadores ciudadanos latinos, negros, blancos y asiáticos a que vean que el racismo y las fronteras solo pueden ser destruidos si pensamos en una sociedad comunista, sin ningún medio de explotación.

Estamos obligados y comprometidos a explicar a otros trabajadores del porque este sistema basado en el dinero tiene que ser destruido y sobre sus cenizas construiremos la nueva sociedad comunista.

La lucha contra el capitalismo y su racismo y fronteras, será una lucha a muerte, pero los trabajadores a nivel mundial, junto con su Partido (PCOI) saldremos victoriosos al paso del tiempo, con nuestros mejores esfuerzos.

Sudáfrica:

El Papel de los Estudiantes en El Capitalismo y El Comunismo

30 de septiembre: hace más de un mes decidimos visitar uno de los campus de la Universidad Nelson Mandela para movilizar, reclutar y tratar de establecer una base comunista.

Los estudiantes universitarios también desempeñan un papel importante en la sociedad capitalista porque son preparados para servir de mano de obra para los patrones. Algunos serán gerentes (herramientas para controlar a la clase trabajadora, por ejemplo, en las fábricas), algunos serán politiqueros que implementarán las decisiones tomadas por los patrones y otros serán usados para difundir propaganda capitalista en diferentes plataformas de los medios de comunicación.

Al igual que en la sociedad capitalista, los estudiantes también desempeñarán un papel importante en la sociedad comunista, pero ahora no para que los patrones obtengan ganancias, sino para contribuir a producir valor de uso (producción para satisfacer las necesidades de la clase obrera). Pero lo más importante es que contribuirán a hacer realidad la sociedad comunista.

“¡Mujeres y hombres, uníos! ¡Movilicemos a las masas para luchar por el comunismo para acabar con el sexismo y la esclavitud salarial!

Esta fue una de las fuerzas impulsoras detrás de nuestro esfuerzo. Pero, lo que más enfatizamos es reclutar más mujeres al Partido porque no podemos decir que estamos luchando contra el sexismo cuando hay muy pocas camaradas en el Partido. Conseguimos contactar a algunas alumnas con las que tuvimos conversaciones. Decidimos crear un grupo de estudiantes de WhatsApp en el cual agregaremos estudiantes de diferentes universidades y colegios.

Establecimos algunos objetivos específicos que dijimos que ya deberíamos ya haber logrado, pero no lo hemos hecho. Creo que por lo que más hemos luchado es para lograr consistencia, mantener el impulso y hacer seguimientos regulares.

Nos movilizamos y obtenemos contactos de nuestra movilización. Pero lo principal que nos impide alcanzar o cumplir nuestros objetivos es hacer seguimientos regulares que resultarán en la creación de relaciones comunistas con las masas y en la formación de bases comunistas. Si podemos asegurarnos de que formemos relaciones comunistas más profundas entre los miembros existentes, esto se convertirá en una norma para formar esas relaciones comunistas con los trabajadores que queremos reclutar.

Colectivo de estudiantes en Sudáfrica

Policías Perros de Ataque del 1% ——-Luchar por el Comunismo

Un Policía Racista Convicto – Aún No “Justicia” en el Capitalismo

5 de octubre: Masas antirracistas cerraron la Avenida Michigan en la ciudad de Chicago para celebrar la condena del policía blanco Jason van Dyke por asesinar a Laquan McDonald, un adolescente negro.

Cerca de 1200 policías estadounidenses matan personas cada año. Antes de la condena de Van Dyke, solo seis habían sido condenados desde 2005, y cuatro de esos veredictos fueron revocados.

Los polítiqueros y activistas liberales quieren que creamos que este veredicto es un “paso en la dirección correcta”, como uno de ellos dijo. A muchos de nosotros nos gustaría creerlo.

“Espero que esto envíe un mensaje a otros policías que disparan antes de que pensar”, dijo Thad, un chofer de buses de MTA en Los Ángeles (EE. UU.).

“Son perros de ataque”, respondió un camarada de Bandera Roja. “Su trabajo es mantener a la clase obrera a raya, para evitar que nos levantemos contra el sistema. Ellos piensan. A ellos simplemente no les importa. Este veredicto es para calmar la ira de las masas, para crear la ilusión de que nosotros, el “pueblo”, podemos obtener justicia bajo este sistema”.

“Tienes toda la razón al respecto”, respondió Thad.

“Es por eso que necesitamos destruir este sistema. Esa es la única manera de ponerle fin, no solo a estos asesinatos racistas, sino a todo el racismo, sexismo y esclavitud salarial que los capitalistas nos imponen”.

En el comunismo, no habrá una pequeña clase de explotadores súper ricos que necesiten perros de ataque racistas para aterrorizar a las masas. No habrá policía que funcione como un ejército de ocupación en nuestras comunidades. Nosotros los trabajadores no tendremos que enfrentarnos al sistema porque NOSOTROS dirigiremos el sistema comunista – nuestro sistema.

Las victorias reformistas, como la condena de Van Dyke, no nos llevan ni siquiera una pulgada en el camino hacia la revolución comunista. Los pequeños pasos en esa dirección se dan con los unos y los dos que empiezan circulando Bandera Roja e ingresando al Partido Comunista Obrero Internacional.

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail