Caravana de Inmigrantes Muestra:

Necesidad de Luchar Por y Organizar un Mundo Comunista Sin Fronteras

Distribuyendo Bandera Roja en Los Angeles, en favor de la caravana el 27 de octubre, 2018

“Tengo una mezcla de sentimientos, solidaridad, enojo y ganas de luchar en contra de este sistema capitalista asesino y organizar por una nueva sociedad comunista sin fronteras”, dijo un ex-obrero de la costura.

Miles de jóvenes, adultos y niños ya han caminado miles de kilómetros buscando una salida a su situación de miseria, desempleo y violencia creada por los gobiernos, patrones y su sistema de ganancias. Trabajadores hondureños, salvadoreños, guatemaltecos y del Caribe se han mezclado como una sola masa desafiando las fronteras y la represión policiaca.

Las imágenes de mujeres con niños en brazos o jalándolos ha conmovido a millones. Estos necesitan hacer el cambio cualitativo de estar airados por las atrocidades capitalistas a luchar por un sistema comunista.

La mayoría en la caravana son hondureños. Honduras es el país más pobre de Centro America con un desempleo de más de 50% y uno de los con la tasa más alta de homicidios en el mundo, 50 asesinatos por cien mil habitantes. Cuarenta por ciento de la población vive con UN DOLAR al día.

Esta pobreza agobiante es producto de la superexplotación centenaria de los obreros hondureños y el saqueo de sus materias primas por los imperialistas estadounidenses y europeos, juntamente con los capitalistas nacionales. Esta opresión ha sido impuesta a sangre y bala por los gobiernos genocidas impuestos con el financiamiento y las armas de estos imperialistas-capitalistas. EE.UU. mantiene en Honduras una de sus bases militares latinoamericanas más grandes.

Conforme la caravana avanza, la solidaridad de la clase obrera es evidente. La gente los espera en el camino con agua, comida, ropa y dinero, inclusive con música y aplausos. Son el sentir de millones, “Sigan adelante”, “Bienvenidos”. “Suerte”.

Esto es fenómeno mundial. En la última década la migración se ha multiplicado debido a la crisis capitalista y la disputa entre las grandes potencias imperialistas – EEUU, China, Rusia, Europa – por los mercados y recursos naturales del mundo. Esto ha obligado a millones a huir de las guerras y el hambre, abandonando sus hogares y a menudo sus familias.

¡No tenemos porque vivir así! Nuestros antepasados vivieron en el comunismo pre-clases, sin fronteras, sin naciones y sin explotación. Restablecer las relaciones sociales comunistas que ellos disfrutaron – donde todos se trataban con respeto y dignidad y se cuidaban mutuamente – exige la destrucción del capitalismo-imperialismo con una revolución comunista. Para esto, necesitamos convertir a nivel mundial al Partido Comunista Obrero Internacional (PCOI) en un partido masivo de millones de obreros, soldados, estudiantes y jóvenes para luchar por un mundo sin dinero y todas las barreras y muros que nos dividen.

La destrucción de las ideas venenosas capitalistas -individualismo, racismo, sexismo, xenofobia y anticomunismo- requerirá una lucha ideológica a muerte. Esta exigirá una educación comunista masiva que inculque el pensar científico y las relaciones sociales comunistas que nos permitirán a todos – libres de estas ponzoñas capitalistas – alcanzar nuestro pleno potencial humano.

En el comunismo, los obreros serán bienvenidos en las áreas liberadas para ayudar a producir para el bienestar de nuestra clase. Como seres humanos liberados de las garras del capitalismo, ayudaran a liberar otras áreas.

No debemos de ver a los integrantes de estas caravanas internacionales solo como victimas inocentes de los estragos del imperialismo-capitalismo sino como potenciales luchadores por el comunismo. Las masas proletarias de Sudan, Siria, Venezuela y Centro America – origen de estos éxodos masivos – tienen un largo y heroico historial de luchas, inclusive armadas, dirigidas por el viejo movimiento comunista internacional que produjera las Revoluciones Rusa y China.

De 1927 a 1933, las masas en Nicaragua dirigidas por Sandino combatieron las tropas invasoras de EE.UU. La Internacional Comunista de ese entonces apoyó esa lucha con dinero, armas y combatientes provenientes de Latinoamérica, Vietnam, China, y Rusia. En 1933, las tropas estadounidenses salen derrotadas. Pero, el movimiento de liberación nacional dirigido por Sandino no tenia como meta acabar con el capitalismo. Sandino fue asesinado y EE.UU. impuso la sangrienta dinastía de los Somoza.

En 1932, las masas salvadoreñas, dirigidas por el recién fundado Partido Comunista Salvadoreño, se levantaron en armas en contra la opresión capitalista-imperialista. Este levantamiento fallido fue ahogado con la sangre de decenas de miles de fusilados.

Sin embargo, en los años de 1960, estas masas se rebelaron de nuevo contra la vil explotación imperialista-capitalista. EE.UU. apoyó a los gobernantes. Los imperialistas rusos y europeos, buscando arrebatarle el control de la región a EE.UU., armaron y financiaron a los rebeldes.

Estas últimas luchas heroicas masivas fueron traicionadas por los líderes que buscaban, no destruir a los capitalistas-imperialistas con la revolución comunista, sino compartir el poder con los capitalistas criollos. La clase obrera centroamericana pago caro este error de aliarse con capitalistas-imperialistas – mas de 500.000 fueron masacrados, principalmente por EE.UU.

El terror de los escuadrones de la muerte creados por EE.UU. – como los baños de sangre anteriores – nunca rompió el espíritu combativo de las masas, la mayoría jóvenes. EE.UU. ha deportado a Centro America a cientos de pandilleros de EE.UU. El propósito era corromper a muchos jóvenes para destruir el espíritu revolucionario de la juventud. Muchos se han convertido en terroristas masivos, obligando a miles a huir.

Pero esto tampoco destruirá el espíritu de lucha de las masas centroamericanas. Prueba de esto es que el PCOI crece en Centroamérica, organizando a obreros y a jóvenes para la revolución comunista que pondrá fin a este sistema asesino. Esta vez, sobre las cenizas del capitalismo-imperialismo, construiremos un mundo comunista donde colectivamente satisfaremos las necesidades de todos.

¡Únetenos en Movilizar a las Masas para el Comunismo!

www.icwpredflag.org USA (310)-913- 9704

 

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail