¿Cómo Utilizarán los Trabajadores Comunistas la Inteligencia Artificial?

Los camaradas que escribieron este artículo han abierto un importante debate sobre el papel de la tecnología en la sociedad comunista. Invitamos a todos los lectores a discutir esto y escribir más sobre esto. – Colectivo Editorial BR

La inteligencia artificial (IA) y sus subcampos, el aprendizaje de máquinas (Machine Learning, ML siglas en ingles) y el aprendizaje profundo (AP) son palabras de moda en los círculos corporativos. Hay promesas de mayores beneficios para los accionistas. Se habla aún más de ocio y de renta disponible para los directores ejecutivos y los consejos de administración, liberados de su “esclavitud” a la “molestia” de la mano de obra mal pagada y mal entrenada.

ML ha sido usado en los últimos años en todo, desde autos autosuficientes hasta motores, de recomendación de música y compras frívolas, desde reconocimiento de voz hasta reconocimiento de tumores en imágenes médicas. ML significa que a los algoritmos se les puede enseñar una tarea de computación basada en datos de entrenamiento. Esto permite al algoritmo “aprender” de conjuntos de los datos masivos y mejorarse en hacer la tarea.

Como es de esperarse del capitalismo, la motivación para usar estas tecnologías no es beneficiar la humanidad. Es para abaratar las computadoras. Es la expectativa de mayores ganancias al eliminar mano de obra y vender más cosas innecesarias a consumidores confiados.

Una sociedad comunista utilizará técnicas de inteligencia artificial (y las enormes cantidades de computación y energía eléctrica necesarias para ejecutarlas) en beneficio de todos los seres vivientes. No se utilizarán para guerras o para producir ganancias.

La inteligencia artificial se utilizará para tareas repetitivas, tediosas y peligrosas que pueden beneficiarse de la informática. Estas podrían incluir la detección de tumores y la búsqueda de mezclas óptimas de bacterias en el suelo para cultivar plantas adecuadas para climas y geografía particulares. Los robots se utilizarán para ayudar a personas con capacidades diferentes o para realizar trabajos peligrosos.

Las técnicas matemáticas para ML y AP han existido por décadas. Pero su uso no fue rentable porque son computacionalmente costosas. Hardware como chips de múltiples núcleos, tarjetas de procesamiento paralelo y FPGA no eran lo suficientemente baratos. A medida que el hardware se ha vuelto más barato, los capitalistas están encontrando maneras de hacer que estas técnicas sean rentables.

Las técnicas ML de ML son estadísticas. Deben combinarse con heurísticas (“reglas básicas”). Por lo tanto, son notoriamente susceptibles a los prejuicios sociales de los diseñadores y los motivos de lucro de los inversionistas. Esto es especialmente peligroso cuando el ML es utilizado para tomar decisiones de fianza, sentencia y libertad condicional en los tribunales. Puede ser mortal cuando los algoritmos de enrutamiento envían a los camioneros sobrecargados de trabajo con cargas pesadas en rutas peligrosas “más rápidas” por las ganancias.

La inteligencia artificial en general está basada en conjuntos de datos masivos para aprender y hacer recomendaciones. Esto ha generado toda una industria de pícaros dedicados a la minería de datos y su venta a cualquiera que los compre. Cuando un consumidor entusiasta se registra para recibir un servicio de correo electrónico gratuito, redes sociales gratuitas o un informe de crédito gratuito, se está registrando el acceso a todos los aspectos de sus vidas.

Compañías privadas como la famosa Palantir, extraen y venden todos estos datos a los establecimientos corporativos y de seguridad capitalistas desde Washington DC hasta Londres y Riyadh. Este es el eje bien engrasado del capitalismo belicista. Amazon acaba de firmar un contrato de $10 mil millones con el Departamento de Defensa de EE. UU. para proporcionarle potencia de computación en la nube. Esto permitirá al ejército de los EE. UU., entre otras cosas, a enviar drones autónomos para identificar “enemigos” y tomar la decisión de matarlos.

Bajo el comunismo, los planificadores económicos usarán la inteligencia artificial para ayudar a asignar los recursos de manera equitativa. La inteligencia artificial ayudará a optimizar la producción de las cosas necesarias para que la vida sea cómoda y sostenible.

Los sistemas de transporte público se beneficiarán enormemente de ML. Los modos de transporte público autónomo, seguro y respetuoso con el medio ambiente recorrerán las calles, y quizás los océanos y los cielos.

Los datos serán controlados y extraídos por trabajadores rigurosamente y éticamente capacitados. Utilizarán y mejorarán las técnicas de IA para encontrar mejores diagnósticos y terapias para enfermedades, optimizar las cadenas de suministro respetuosas con el medio ambiente y hacer que la fabricación y la agricultura sean más sostenibles.

Una sociedad comunista que utilice y mejore las técnicas de IA modulará los efectos inevitables y extremos del calentamiento global y ayudará a que más seres vivos sobrevivan.

Por encima de todo, una sociedad comunista ayudada por la inteligencia artificial ética y la robótica, liberada de la carga fatal de las ganancias capitalistas, finalmente dará a todos la oportunidad de relacionarse entre sí fuera del consumismo burdo capitalista. Permitirá satisfacer las necesidades de todos y permitirá a todos los seres vivos llevar vidas dignas, sostenibles y satisfactorias.

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail