Los Racistas Alguaciles Asesinan Joven Negro

Movilicemos Para el Comunismo

Sur Los Angeles, 10 de febrero._ manifestantes airados por el asesinato de AJ Weber tomaron Bandera Roja y lo usaron como pancarta

LOS ANGELES, 4 de febrero—La noche de ese domingo, los alguaciles (sheriffs) del Condado de Los Ángeles asesinaron a Anthony Jacob Weber, un joven negro de dieciséis años. El asesinato ocurrió en la cuadra de la 107th y Budlong, en el Sur de Los Ángeles.

El sábado siguiente miembros de la comunidad salieron a la calle y marcharon desde el lugar del crimen hacia la estación de los alguaciles. Hubo cerca de 200 personas que se manifestaban exigiendo alto a los asesinatos por parte de la policía y los alguaciles, justicia para AJ y una investigación completa. Entre ellos había familias afectadas por el terror policíaco, parte de la familia de AJ incluyendo su padre, miembros de la comunidad y estudiantes de la escuela preparatoria cercana que conocían personalmente a AJ.

Bandera Roja (BR) estuvo presente para presentar la alternativa comunista. Se distribuyeron cerca de 100 periódicos. Algunos de los manifestantes lo alzaron en forma de protesta.

El asesinato ocurrió a una cuadra y media de la escuela preparatoria en la cual estudiantes reciben y leen Bandera Roja. Son estos estudiantes de Bandera Roja los que están tomando liderato en organizar acciones para acabar con el sistema que nos está matando.

En su conferencia de prensa, los representantes de los alguaciles intentaron lavarse las manos de culpabilidad declarando de que “el alguacil vio que el sospechoso tenía un arma y le dio órdenes de no moverse. El sospechoso giró y huyó del área al patio del complejo”. Allí ocurrió el tiroteo. Le dispararon más de diez tiros. Ninguna arma ha sido encontrada.

El hermano de Anthony describió como él mismo había sido esposado y puesto en la patrulla mientras que su hermano se desangraba tirado en el pavimento. “Que se chingue tu hermano”, le dijeron los alguaciles.

“Tenía un alma buena”, dijo su maestra de primaria a un camarada y agregó” él jamás seria capaz de sacar una pistola y apuntársela a ninguna persona menos a un policía”.

Este asesinato racista representa otro asesinato nuevo que va en cadena con el sistema capitalista. Representa una violencia con el propósito de reprimir a esos destinados a rebelarse contra el sistema de opresión capitalista.

A este ataque sangriento contra nosotros le tenemos que responder con la realidad de que deseamos y necesitamos un mundo diferente. Este mundo es un mundo comunista; sin policías o alguaciles, fronteras, naciones o racismo. Lucharemos por este mundo comunista.

Un mundo comunista en el cual cada ser humano será digno de la mejor vida que pueda tener, un mundo donde todos colaboramos para ese fin colectivo, por el bienestar total de todos. De esta manera todos podremos vivir las vidas más plenas que podamos vivir. Únete al Partido Comunista Obrero Internacional y ayuda a crear este mundo en el cual los asesinatos a manos de la policía o los alguaciles dejaran de existir.

Desde de el 1 de enero del 2018 157 personas han sido asesinadas por policias en los Estados Unidos. El comunismo terminará con el terror racista policiaco. (Pancarta usada durante protesta en Pasadena CA. USA, el 16 de febrero.)

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail