El Tiroteo en la Escuela de Florida Muestra la Necesidad de Que los Trabajadores y Estudiantes Comunistas Revolucionarios Controlen la Sociedad, y las Armas

Estados Unidos, 21 de feb–Dieciocho tiroteos escolares desde el 1 de enero. Diecisiete, la mayoría jóvenes, asesinados en Parkland, Florida, por un joven supremacista blanco con un arma de asalto. Masas están de duelo. Los estudiantes están planeando hacer huelga demandando el control de armas.

“La promesa de seguridad nos falló”, dijo un sobreviviente cuyos padres huyeron a Estados Unidos desde el Líbano, devastado por la guerra.

Ninguno de nosotros estará a salvo hasta que todos no estemos a salvo. Hasta que construyamos una sociedad basada en el amor mutuo y el respeto, en lugar de explotación y ganancias. Hasta que no nos movilicemos para satisfacer las necesidades de todos, tanto emocionales como físicas. Hasta que la base material del racismo, sexismo – el sistema salarial – haya sido destruida. Es decir, hasta que construyamos el comunismo, la única manera de terminar en todas partes con la violencia organizada, racista y masiva, del capitalismo-imperialismo.

Pero, ¿es el control de armas la solución? Lamentablemente, no.

El Capitalismo-Imperialismo Estadounidense: Legado de Violencia Racista

Desde el principio, los colonos europeos plantaron a punta de fusiles las semillas del capitalismo en América del Norte y las regaron con la sangre de casi 12 millones de indígenas.

Los traficantes de esclavos capitalistas mataron al menos a cuatro millones de africanos en el horrible Paso Medio. Sus armas suprimieron las rebeliones en uno de cada diez barcos de esclavos. Las armas, los látigos y la tortura ejercida por los terratenientes capitalistas forzaron a hombres y mujeres esclavizados a trabajar bajo las condiciones más brutales.

Después de la Guerra Civil de EE.UU., la violencia organizada del estado capitalista expandió su alcance al exterior. Los capitalistas estadounidenses construyeron un imperio global con los rifles de recarga rápida, Winchester, revólveres Colt y las armas automáticas M-16 que dieron lugar a los AR-15 utilizados en Parkland, Las Vegas, Orlando y Sandy Hook.

La Crisis Capitalista Global Fomenta la Violencia Racista y Sexista

Es cierto que hay pocos (si alguno) tiroteos masivos en países capitalistas con estrictas leyes de control de armas. Pero EE.UU. es diferente principalmente porque es una superpotencia imperialista en fuerte declive, en medio de una profunda crisis capitalista de sobreproducción. Sus líderes solo pueden contar con el poder duro –las armas – para enfrentarse a sus rivales imperialistas y controlar a las masas en casa. Pero ni siquiera pueden controlar sus armas.

La crisis capitalista es lo que está detrás de la cultura de violencia fascista de EE.UU. con sus “películas de acción”, sus videojuegos, su música e incluso su fútbol, que sistemáticamente inflige lesiones cerebrales traumáticas a los jugadores, incluidos niños pequeños. Esta celebración de la violencia está ligada inquebrantablemente a un concepto brutalmente sexista de “hombría”. Y está vinculada, como en el caso del tirador de Parkland, al peor tipo de racismo.

El tirador de Parkland era conocido entre sus compañeros escolares por su trato abusivo hacia las mujeres y su odio hacia judíos (40% de la población escolar), musulmanes y negros. Esta mentalidad fascista deformada no se puede descartar como “enfermedad mental”, no importa cuán perturbado esté. ¡La enfermedad mental no hace que sus víctimas cometan crímenes de odio! ¡El capitalismo causa crímenes de odio!

La Revolución Comunista le Pondrá Fin a la Violencia Capitalista

Las sociedades gobernadas por una pequeña minoría que explota brutalmente a las masas dependen de un Estado (gobierno) que reclama el monopolio del uso de la fuerza. Desde el 1 de enero, la policía de los EE. UU. ha asesinado a balazos a 175 personas (16 solo en Florida). Al menos 19 eran enfermos mentales. Al menos 3 eran menores de edad. ¿Dónde está el llamado para desarmar a la policía?

Es el llamado comunista para movilizar para la revolución.

En el comunismo, nadie podrá explotar u oprimir a nadie. Nuestro Partido Comunista Obrero Internacional se reclutará masivamente y movilizará a masas aún más grandes para garantizar nuestra seguridad y protección. Nuestro Ejército Rojo utilizará las armas fabricadas por los obreros para defender a los trabajadores y reprimir a cualquier grupo racista-sexista-fascista que intente alterar nuestra nueva forma de vida.

La producción comunista para satisfacer nuestras necesidades (sin fines de lucro) reemplazará la esclavitud asalariada, la base material de la guerra y la alienación, así como del sexismo y el racismo. La cultura comunista fomentará la colectividad, el respeto mutuo y las conexiones profundas entre nosotros y con la tierra. La violencia entre nosotros será tan impensable como lo es hoy el canibalismo.

Según la Organización Mundial de la Salud, más de 3000 adolescentes mueren cada día, 1.2 millones anualmente en todo el mundo, por causas en su mayoría prevenibles. El capitalismo no puede impedir estas muertes, pero el comunismo sí podrá.

Solo una revolución violenta puede destruir el capitalismo. Esto puede ser algo difícil de decirles a los estudiantes y otras personas que están desconsoladas por la ola de tiroteos escolares. Pero es verdad. Tiene que ser dicha.

Los camaradas jóvenes del PCOI deben llevar este mensaje a sus compañeros de clase, a los obreros en las fábricas y los campos, y a los soldados, marineros e infantes de marina. En los EE. UU., preparémonos ahora para llevar el comunismo a las huelgas de las escuelas secundarias y marchas por el “control de armas” planificadas para el 14 y 24 de marzo y el 20 de abril. ¡Usémoslas para movilizar para un Primero de Mayo.

Comentario del Tiroteo de Florida

En mi hora de descanso en el trabajo, el jueves por la noche, estaba viendo a los comentaristas de CNN debatir nuevamente sobre la regulación de armas, después del último tiroteo en la escuela que dejó 17 estudiantes muertos en el sur de la Florida. Mi compañero de trabajo y yo comenzamos a discutirlo nosotros mismos.

“Bueno, Steve, tú eres un comunista y estoy seguro de que debes pensar que necesitan quitarnos todas nuestras armas y eso resolverá todo. ¿Estoy en lo cierto? “Dijo Stan

“No”, respondí. “En realidad, mi política comunista no implica que el gobierno desarme a las masas porque para destruir este sistema necesitamos armas”.

Stan solo me miró por un segundo después de decir esto. Luego trató de persuadirme de que la movilización de masas no es lo que necesitamos. “Si las masas estabueran tan cansadas de este sistema, la mejor parte de vivir en Estados Unidos es que podemos derrocar a nuestro gobierno si no estamos satisfechos.”

Le indiqué que la ley marcial y otros métodos similares han impedido que eso suceda hasta este punto.  “Las armas son un problema en este sistema, pero también nuestra estructura social. Si esto fuera una sociedad comunista, esto nunca hubiera llegado tan lejos “.

Durante el resto de nuestro descanso, Stan escuchó mientras le explicaba cómo las relaciones sociales estarían bajo el comunismo. “Alguien habría intervenido y habría dicho algo para evitar este comportamiento antisocial”. Esta sociedad genera racismo e individualismo, lo que nos enseña a solo tener en cuenta nuestros propios asuntos. Estos son los problemas que condujeron al tiroteo en Florida“.

“Bueno, Steve, ahí tienes un buen punto”, dijo Stan. A pesar de que me dijo que aún no estaba convencido con el comunismo por completo, al menos estuvo de acuerdo en que parecía una mejor solución que la que tenemos ahora.

Shandong, China, 1965. En lugar del control individual de las armas, el comunismo entrenará a las masas a usarlas en defenza de la revolución. Durante guerras o no, decidiendo cómo y cuando, será una decisión colectiva, no individual. La responsabilidad colectiva comunista es el antídoto a estos asesinatos masivos.

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail