Sed y Lucha por Agua Limpia Abre Debate Sobre la Lucha Para el Comunismo

EL SALVADOR— La reciente lucha por agua limpia y no más agua sucia para los 700 trabajadores de una fábrica nos dio la oportunidad para analizar cómo fue nuestra participación como comunistas.

Obreras y obreros de una célula del PCOI en las fábricas de maquila, se reúnen para analizar la lucha de clases y como poner el comunismo como la orden del día.

Primero, los de la célula aprovechamos para hablar con obreras y obreros del problema del agua sucia con los trabajadores y organizar más trabajadores para la lucha para el comunismo. Muchos obreros y obreras se sumaron a esta reunión a escuchar la problemática del agua que estaba afectando a todos los trabajadores y ver la solución que se daba a ese tipo de problema. Todos los trabajadores decidieron bajo el liderato del partido que si el patrón no resolvía el problema de inmediato, iban a dejar de trabajar.

Ante la amenaza los patronos llegaron con una bolsa de agua para cada obrera y obrero y así calmar nuestra sed de lucha. ¿Agua en bolsas plásticas? esto molestó más a los de nuestra clase, y al ver esto los patrones trajeron técnicos para reparar, ahora sí, la bomba de agua y que ya no saliera tan sucia

Hemos estado discutiendo nuestra participación en esta actividad. En la reunión del comité central local que se tuvo un fin de semana después de haber realizado esta acción, se propuso que la reunión terminaría a determinada hora de la tarde, esto debido a las distancias donde cada uno de nosotros vive. Pero fue tan intensa y aleccionadora la reunión que la noche llegó y ni cuenta nos dimos.

En esta reunión hubo un informe sobre las discusiones que se dieron en una reunión del liderato del partido sobre este tipo de luchas y que existieron señalamientos hacia nuestra participación en este tipo de acciones. Diciendo que la reforma y no la revolución comunista, fue la primaria.

Esto nos llevó a reflexionar si estamos en la línea correcta o si necesitamos hacer una evaluación de nuestro trabajo tratando de reclutar más obreras/os para el PCOI.

Una camarada obrera se molestó mucho y señaló que “¿Entonces de qué forma se hace el trabajo organizativo dentro de la fábrica?”, Otra obrera dijo, “Todos los trabajadores saben que somos nosotros los del Partido, los que hemos hecho esta maniobra en contra de los patrones y nuestro fin es organizar a más obreros para el Partido.

Otro camarada obrero les respondió: “A lo mejor lo que nos faltó fue explicar a los obreros de que el partido Comunista era el garante de esta y otras acciones que vendrán y que solo el Comunismo será nuestra oportunidad de avanzar” “Nos faltó ser más audaces en esta comunicación, pero como pensamos que ya todos nos conocen a nosotros como Bandera Roja, no hicimos más ruido sobre eso, cada vez se aprende más”.

Como miembros del PCOI, después de esta evaluación sobre la acción por agua limpia tuvimos una reunión informal dentro de la fábrica y les aclaramos a los trabajadores que todo ese tipo de problemas se daba en el sistema capitalista y les dijimos que debíamos luchar por nuestra sociedad comunista.

Sin duda en el trabajo de día a día en la fábrica, vamos aprendiendo a poner nuestra línea comunista por delante. Esta acción que hicimos nos ha enseñado que a los obreros y obreras se les tiene que hablar directamente por el comunismo.

Ese debe ser nuestro principal objetivo, organizar directamente por el Comunismo y no por una reforma. También nos motivó a leer con más cuidado los artículos de lucha de Bandera Roja y de cómo los obreros de Boeing aprovecharon de hablar del comunismo bajo un problema en la fábrica. Es un aprendizaje colectivo.

En el Comunismo habrá agua limpia para todos, pues la salud de los trabajadores será prioridad. Creemos que es necesario continuar con la discusión sobre nuestro principal objetivo movilizar a los trabajadores al comunismo.

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail