Convención de Trabajadores Escolares

Solo el Poder Comunista de los Trabajadores Resolverá las Contradicciones del Capitalismo

2 de Abril, USA- Inspirados por la reciente huelga de los maestros de West Virginia, maestros en Kentucky y Oklaoma también salieron en huelga.

CALIFORNIA (EE.UU.) – “¡Enseñas matemáticas y eres comunista!” exclamó un joven funcionario sindical de la facultad a tiempo parcial, que recibía con entusiasmo nuestros volantes y una copia de Bandera Roja. “En mi colegio”, continuó, “todos los comunistas enseñan el inglés”.

Este maestro estaba más abierto a las ideas comunistas que la mayoría de los demás delegados a la convención de la Federación de Docentes de California (CFT). Sin embargo, cientos tomaron volantes del PCOI (Partido Comunista Obrero Internacional) y docenas tomaron Bandera Roja. Cientos de volantes más, más de 500 en total, y más periódicos se distribuyeron en la “Marcha por Nuestras Vidas” dirigida por jóvenes del Condado de Orange, a la que asistieron la mayoría de los delegados de la convención.

El tema principal de la convención fue la próxima decisión de la Corte Suprema en el caso “Janus”. Se espera que esa decisión termine con el derecho de los sindicatos de trabajadores públicos a cobrar “honorarios de agencia” a los no miembros que representan. Esto es parte de un plan republicano a largo plazo para debilitar al movimiento sindical y, con él, al Partido Demócrata.

Los sindicatos están ansiosos por responder. Los líderes de CFT en esta convención, como siempre, elogiaron y promovieron a los políticos que consideran sus aliados. Pero este año también se enfocaron en la organización. Hicieron hincapié en que la CFT existió por cincuenta años sin derechos de negociación ni honorarios de agencia. Puede hacerlo de nuevo. Pero el sindicalismo militante no es lo que los trabajadores necesitan.

Afuera de la “izquierda” y la “derecha” de la política capitalista

Con el fin de la huelga rebelde de trabajadores escolares en Virginia Occidental, los funcionarios del sindicato ahora la están utilizando como un ejemplo del poder del sindicalismo militante. La CFT incluso está patrocinando un proyecto de ley para hacer que el Primero de Mayo sea feriado en California como celebración de la lucha de la clase trabajadora.

Algunos izquierdistas pueden describir esto como un ejemplo de cómo podemos “mover los sindicatos hacia la izquierda”. Y todo es posible si “derecha” e “izquierda” se entienden correctamente como un continuo dentro de la democracia burguesa (un sistema político capitalista). Así fue originalmente: en la asamblea francesa de 1789, los realistas (reyes) se sentaron a la derecha y los representantes capitalistas a la izquierda.

Los trabajadores necesitan entender la política de manera diferente: como una lucha de clases para el poder. El PCOI no es una partido de “izquierda” que funciona dentro del sistema patronal. Somos un partido comunista que organiza para destruir ese sistema y construir uno completamente nuevo.

La clase capitalista usa su poder estatal, incluido el terror racista, para proteger su capacidad continua de sacar ganancias de nuestra explotación. Recluta a nuestra juventud para pelear en sus ejércitos para defender a los capitalistas imperialistas de una nación contra sus rivales.

El poder obrero comunista, en cambio, movilizará a las masas para acabar con la explotación y, con ello, el racismo, el dinero, las ganancias y las mortales guerras imperialistas.

El trabajo en la sociedad comunista

Algunos piensan que los comunistas que lideran las luchas militantes por reformas están mostrando el camino a la revolución comunista. No estamos de acuerdo. Muchos ejemplos históricos, de todo el mundo, comprueban esto. Pero aquí hay uno de la reciente convención de la CFT.

Un gran problema para muchos delegados fue si California debería mantener limitaciones en cuanto al número de clases que un docente a tiempo parcial puede enseñar en una universidad. Muchos argumentaron (con éxito) que la CFT debería trabajar para reducir o eliminar estas restricciones. Señalaron las dificultades que enfrentan los maestros que tienen que viajar de un colegio a otro porque no se les permite obtener suficiente trabajo en un solo colegio para sobrevivir. Sin embargo, otros señalaron que esto podría alentar a los administradores a contratar menos docentes a tiempo completo, ya que los trabajadores a tiempo parcial cuestan menos.

Otros trabajadores, como los operadores de autobuses, se enfrentan a problemas similares.

Una camarada delegada dijo, en varias conversaciones, que este debate mostraba cómo el sistema de salarios en sí mismo divide a la clase trabajadora. Crea contradicciones entre las necesidades individuales de los trabajadores y las de nuestra clase.

Será muy diferente, dijo la camarada, en una sociedad comunista. El trabajo será organizado por los propios trabajadores para satisfacer las necesidades de todos sin dinero o intercambio. Trabajaremos tanto (o tan poco) como queramos. Pocas personas harán un tipo de trabajo “de tiempo completo”. En cambio, la mayoría de nosotros realizaremos diferentes tipos de trabajo. Las necesidades individuales ya no estarán en conflicto con las necesidades colectivas.

El reformismo y el sindicalismo son callejones sin salida, no un camino hacia la revolución comunista. Pero muchas personas en esos caminos, como otros en las marchas masivas con un solo tema, están buscando algo diferente.

Ese “algo” es la movilización masiva abierta para el comunismo. Necesitamos encontrar más formas de construir lazos a largo plazo con aquellos que, quizás antes de lo que pensamos, se unirán a nosotros.

Primera página de esta edición

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail